Osteopatía Tisular

Osteopatía y Osteopatía Tisular

 

Resulta complicado explicar en pocas palabras en lo que consiste la osteopatía tisular, al igual que sucede con la Osteopatía, ya que no estamos intentando describir una técnica o un simple método de trabajo, los que trabajamos con Osteopatía sabemos que estamos hablando de una filosofía o dicho de otro modo, de una manera de entender la salud y por tanto a los seres vivos.

 

De echo no deberíamos de diferenciar entre Osteopatía y Osteopatía tisular, en ambos casos estamos hablando de lo mismo, tratamos de comunicarnos con un ser vivo para que éste nos indique cual es el motivo o la causa que origina la disminución de su estado normal de salud.

 

Partimos de la idea de que las personas en condiciones normales tienen un estado de salud optimo, y esto no significa que se encuentren tal y como nos enseñan en los libros de anatomía, o como nosotros entendemos el estado “normal”, si no que nos referimos a personas que viven en un estado de equilibrio adecuado, esto es lo que llamamos homeostasis.

 

En este estado, la persona es capaz de adaptarse a todos los cambios y agresiones externas que sufrimos cada día.

 

Cuando perdemos éste equilibrio, nuestro cuerpo deja de ser capaz de adaptarse al medio y entonces es cuando aparecen las enfermedades, molestias, etc.

 

Aquí es donde aparece la figura del Osteópata, como terapeuta encargado de encontrar junto con el paciente de nuevo su equilibrio y haciendo con ello desaparecer los síntomas.

 

Quizás en este punto sea donde encontremos la sutil característica de la Osteopatía Tisular.

El rasgo característico aparece a la hora de comunicarnos con el paciente con el objetivo de localizar, y posteriormente tratar, el origen u orígenes de sus dolencias.

 

Es a través de la comunicación que se establece entre terapeuta y paciente, donde se origina el proceso terapéutico.

 

Este proceso comunicativo es el que nos indica donde se encuentra la causa del problema, y cual es el camino a recorrer para poder solucionarlo, encontrando de nuevo el equilibrio u homeostasis, y con ello la desaparición de las dolencias.

 

Cuando hablamos de comunicación no nos referimos únicamente a la comunicación verbal con el paciente, y es aquí donde se encuentra el punto fuerte de la Osteopatía Tisular.

 

En la Osteopatía Tisular son los tejidos los que nos indican donde se encuentra el problema, la retención, son los propios tejidos los que a través de la palpación nos indican cual es el camino a seguir en el tratamiento.

“Solo los tejidos saben” (Rollin Becker).

 

Cuando el cuerpo recupera de nuevo su homeostasis el paciente recupera de nuevo su salud y vuelve a ser capaz de funcionar y adaptarse al medio sin problemas.

 

Por esto decimos que la Osteopatía ayuda al paciente a recuperar su salud, ya el terapeuta únicamente trata de encontrar las causas que hacen que el paciente haya perdido su equilibrio corporal, y las trata, pero es el propio paciente el que recupera y encuentra de nuevo su homeostasis, el terapeuta solo le acompaña en este proceso.

 

 Contacto

Dirección

Calle Sierra Carbonera nº 2

28053 Madrid

 

Teléfono

91 477 11 73 - 677 872 620

 

@Mail

jarodriguez@madridosteopatia.es

fisioterapia.osteopatia@gmail.com

 

O utilice nuestro formulario de contacto

 Visitas

Versión para imprimirVersión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© José Ángel Rodríguez Polo

Página web creada con 1&1 Mi Web.